A continuación

Entre Maestra y discípulos

¿Quién puede ser redimido realmente? Parte 8 de 11.

2020-09-02
Idioma:English
Información
Descargar Docx
Leer más

Entonces, los humanos lo están haciendo bien o mal, eso tenía que ser así. Nadie puede controlar su mente ni hacer nada, excepto que ellos mismos se despierten. (Sí, Maestra.) Con deseos de despertar. Despierta voluntariamente y comprende realmente de qué se trata, como la benevolencia, la compasión, la bondad amorosa y protectora hacia otros seres, seres más débiles e indefensos como los animales.

( Maestra, en una conferencia con los discípulos en el Ashram New Land, la Maestra dijo que Sus perros tienen muchos secretos para compartir. Si está permitido, ¿podríamos saber más sobre eso, por favor? ) No me acuerdo. Ya les dije algo, ¿no? (Sí, Maestra.) Por supuesto. Y a veces ellos me dicen, “Esta persona no es buena para Ti, esa persona no es buena para Ti”. Pero estas son cosas personales. No quiero contarlo. (Entiendo, Maestra.) Tienen muchos secretos para decirme, porque yo no lo noto. Por ejemplo, ellos me dijeron, “Tal y tal persona no es buena para Ti, porque él está como…”, oh, no sé si puedo decirlo, “atraído físicamente”. Me quiere físicamente. “Y él tiene esta clase de energía de deseo muy baja”. Dije, “Pero yo no siento nada”. “No siento nada de parte de él. ¿De qué estás hablando?” Entonces los perros me dijeron “Porque Tu Valor, Tu Pureza Te protegían”. (Oh, entiendo.) Por ejemplo. Y ellos me dijeron que esta y aquella persona no son buenas para los perros, ni buenas para mí, pero a veces no tengo alternativa. (Sí, Maestra.) No tengo personas suficientes para cuidar a mis perros. Pero después, cambio. Digo, “Cambiaré cuando tenga una opción mejor”. Pero tenía que esperar a que el karma desapareciera también. No siempre puedo cambiar cuando quiero. (Sí, Maestra.) Yo misma sé muchas cosas también, pero como no actúo al respecto, los perros me lo recuerdan. (Sí, Maestra.) Muchas veces ellos me protegen. Una vez fue muy gracioso. Uno de los perros, la perra negra grande me dijo, “Esa persona, ese hombre, está enamorado de Ti”. Yo dije, “¿En serio? Él es muy joven y apuesto. Yo soy mayor. ¿Cómo puede estar enamorado de mí?” Ella dijo, “Lo está”. Dije, “No siento nada”. Entonces ellos dijeron, “Es bueno, pero Usted no se enamore de él”. Dije, “¿Qué? ¡De ninguna manera!” “¿Qué estás diciendo?” Y luego dije, “Está bien.” Le hice una broma. Dije, “¿Y qué hay si me enamoro de él? ¿Qué tiene que ver eso con cualquier cosa o con ustedes?” Entonces ella dijo, “Si Se enamora de él, la paz se arruinará”. Dije, “¿Qué paz? ¿La paz en el mundo?” Ella dijo, “Personal. Su paz”. “¡Oh! ¡Qué miedo! Pero a propósito, ¿acaso ves que haya paz a mi alrededor en mi vida privada de todos modos?” Dije, “Ah, gracias. Chismorreas mucho, ¿no te parece?” Cosas como esas. O qué y cuál persona está celosa de mí, algo por el estilo. Celosa de mí y no tiene buena intención dentro, no es respetuosa por dentro, Dije, “No importa. Ese es su problema. Si ellos me respetan, tienen buen mérito y mejor progreso espiritual. Si no lo hacen, es su propia elección. No puedo hacer nada. No puedo decirles qué hacer”. Por ejemplo. (Sí, Maestra.) Y ellos también me dicen sobre el Mundo Vegano y esas cosas. Pero como les dije, si es un secreto, no puedo contarles. (Sí.)

( Maestra, en una conferencia anterior, la Maestra mencionó que pudo lanzar un nuevo anillo protector alrededor del mundo para ayudar durante este tiempo difícil en la Tierra. ¿Cómo funciona este anillo protector? ¿Y lanzar este anillo le cuesta mucho poder a la Maestra? ) Funciona protegiendo al planeta, para que no explote. (¡Oh! Dios mío.) Esta es la segunda vez. La primera vez que lo lancé fue por la paz. Esta segunda vez, es por la protección física del planeta y para que la gente, quienes sean, aún puedan vivir aquí, estén a salvo. (Gracias, Maestra.) Para que los cometas no golpeen nuestro planeta, por ejemplo. (Vaya) O que el destello del sol no queme a nuestro mundo. (Vaya.) Podrían pasar muchas cosas. O para que grandes tsunamis no destruyan las ciudades. (Vaya.) (Gracias, Maestra.) Y desde luego, me cuesta algo. ¿Qué creen? ¿Hay algo gratis en este mundo? (No, Maestra.) Dicen que no hay nada gratis y eso es así. (Usted sacrifica tanto por nosotros.) Es lo mismo cuando me piden si puedo hablar con ustedes, o salgo por televisión. (Sí.) Me cuesta todos los días, todo, todo el tiempo. Cada día tengo que sufrir algo, algún contratiempo también. Algo, pequeño o grande, depende del día. ¿Qué se puede hacer? ¿Me siento ahí y protejo mi vida y me desentiendo de todo lo demás? ( Gracias, Maestra por todo lo que Usted hace. ) De nada. Me sorprende que hicieran esas preguntas. ¿De quién eran estas preguntas? ¿Hermano o hermana? De todas partes, ¿verdad? (Sí.) Y de ustedes también.

( Maestra, ahora que los demonios celosos se han ido, ¿la vida de la Maestra será sustancialmente más fácil? ) Un poco. En cierta manera, sí. Me siento más liviana, como si mi cuerpo no tuviera más peso. En cierta manera. Pero el mundo aún está ahí. (Sí.) El mundo también es como una especie de espíritu celoso. Porque no muchos cambian. Cambian, sí, pero no cambia todo el mundo y ellos todavía sufren y todavía luchan. Y mientras viva en este mundo, y mientras el mundo aún exista, no tengo una vida fácil. (Sí, Maestra.) Pero es desde hace unas décadas ya. No es nada nuevo. (Sí.) Nada nuevo.

( Maestra, ¿hay una manera de retirar más rápido la energía residual de maya y de los demonios celosos para que los humanos puedan despertar y cambiar más rápido y los líderes del mundo actúen de forma más benevolente y sabia y sea más probable promulgar una ley vegana? ) Oh, ojalá. Está incrustado en sus seres ya. (Sí, Maestra.) Está en su ADN vida tras vida, décadas tras décadas, eones tras eones ya, siglos tras siglos. Tal vez la siguiente generación sea mejor, si los humanos aún sobreviven. ( Espero que despertemos. ) Eso espero también. No es fácil. (Sí, Maestra.) Están lidiando con personas que tienen el poder de Dios durmiendo dentro, y por fuera actúan en forma opuesta. (Sí.) Ellos tienen libre albedrío también, y no se puede alterar eso. Por ejemplo en EE UU, dicen que tienen derechos constitucionales. Entonces, cada vez que alguien hace algo malo, la corte tiene que actuar conforme a la constitución. No pueden solo decir, “Oh, cometió un delito. Bien, va a la prisión”, sin un abogado, sin un juicio, sin un proceso judicial, sin un jurado. (Sí, Maestra.) Eso es así. Por tanto, los humanos están haciendo las cosas bien o mal, como tenía que ser. Nadie puede controlar la mente o hacer nada, excepto que ellos mismos despierten. (Sí, Maestra.) Que estén dispuestos a despertar. Que despierten voluntariamente y comprendan realmente de qué se trata todo, como tener benevolencia, compasión, amor y amabilidad, y proteger a otros seres, seres más débiles e indefensos como los animales. (Sí, Maestra.) Pero ellos ya han sido mejores. Son mejores con los pobres ya. Ayudan a los pobres en todas partes. (Sí.) Ayudan a los refugiados. Ayudan a los inmigrantes. (Sí, Maestra.) Eso ya es muy bueno.

El COVID-19 hizo a la gente más tierna, mucho más tierna. (Sí.) Hay donaciones por todas partes. Incluso hay discapacitados que caminan millas o dan pasos para recaudar dinero para los costos relacionados con la pandemia. Incluso niños de cinco, seis años que caminan de manera discapacitada para recaudar dinero. Eso es muy conmovedor. (Sí, Maestra.) Así que esto también despierta a la gente. De algún modo, surgen algunas de sus buenas cualidades. (Sí, Maestra.) Y antes, nadie se interesaba mucho por los desamparados. (Sí.) Y ahora los gobiernos están gastando decenas de millones en distintos países, para comprar un hotel o rentar casas para que los desamparados vayan y se queden allí. (Sí.) (Maravilloso. Sí.) Y anteriormente, también en Taiwán (Formosa), les pedí a sus hermanos y hermanas iniciados que recibieran a los sin hogar, (Sí, lo recuerdo.) a quien quisiera entrar con nosotros. Así que quizá está empezando a tener un efecto en cadena. (Oh sí, Maestra.)

Estoy muy feliz de cierta manera de que el gobierno gaste millones para comprar un hotel con solo 60 y tantos cuartos, para dejar que los sin hogar entren y se queden ahí, en lugar de estar en el frío en una carpa. Aun si tienen una carpa, hace frio dentro. Cuando estaba en Japón, tenía una cabaña de madera. (Sí.) Oh, tenía de todo. Es solo que sus hermanos y hermanas lo ocuparon todo. Incluso el CSM, todo el ashram, lo tomaron, tuve que ir y vivir en un pequeño depósito en el jardín. Lo saben, ¿no es así? (Sí.) Y en mi casa privada, les dejé subir y meditar, y yo tuve que ir a vivir en una cueva al lado. Hice la cueva por esa razón. Sabía que un día la necesitaría. En fin, y luego seguí viviendo en esa cueva y me acostumbré a ella. Por ejemplo. Una vez estuve en Japón, tenía una cabaña allá. Una cabaña de madera en el bosque, con un arroyo al lado. Oh, era romántico. Me gustaba mucho. Y el bosque todo a mi alrededor. Podías caminar millas dentro del bosque y bañarte en toda esa energía amable y bondadosa de los árboles. (Sí, Maestra.) Pero luego no pude ir más a ese lugar, ellos están meditando ahí. Si voy allá, eso significa trabajar. Ya no es un paseo romántico, sería trabajo. Donde sea que vaya ahora, es solo trabajo.

Y una vez, estuve ahí en invierno. En invierno ellos no iban a meditar, en esa época. Así que fui allá a quedarme, no recuerdo cuánto tiempo. Y había una casa, por supuesto, la cabaña de madera. Pero puse una tienda fuera. Creo que debe haber alguna grabación en algún lado sobre eso. Usaba solo un pijama y por fuera un chaleco. Y armé una tienda pequeña afuera, una tienda individual, afuera en el jardín. Y hacía menos 10 grados. Y hacía frío, mucho frío. Dentro había como un estampado de nieve por todas partes dentro de mi tienda. (¡Vaya!) El agua se hizo nieve dentro. Estaba por todos lados en las paredes de la tienda. E incluso tenía una manta gruesa y todo eso. Y tenía un pequeño calefactor dentro Aun así hacía mucho frío. (Sí.) Entonces, entiendo cómo se sienten los desamparados, cuando tienen que vivir en tiendas, incluso en invierno. (Sí.) Por lo tanto es bueno que algunos gobiernos, como el gobierno canadiense, también estén rentando casas para ellos ahora. ¿Y qué país gastó 13 millones de dólares para los desamparados? Lo olvidé. ¿Cuál fue? ( Creí que era Canadá. O tal vez me equivoco. ) Oh, ¿es él? Está en nuestra TV. (Sí.) No miro tanto la TV. Solo la dejo encendida todo el día, toda la noche. (Sí, Maestra.) Pero no puedo mirar nuestra TV siquiera porque no tengo tiempo, número uno. Número dos, minimizo tanto como sea posible, porque tengo que trabajar para Supreme Master TV ya. Tengo que ver todos los programas en caso de que tengan algún error, que es siempre. Bueno, mejor que nada. Sus hermanos y hermanas y tú misma hacen lo mejor que pueden, lo sé. Pero a veces son molestados, y está el karma del mundo también. Todo va mal en conjunto. No es solo culpa de ustedes. Por eso siempre los perdono. Y probablemente, muy probablemente, continuaré perdonando. ( Gracias, Maestra. ) ¿Tengo otra alternativa? Estoy practicando el perdón por siempre, desde que tengo discípulos.

Bien. La siguiente. ( La Maestra dijo que cuando los seres van al Quinto Nivel, aún les queda un 1% de ego. ¿Qué pasa cuando las almas son elevadas a la Tierra Espiritual recientemente creada por la Maestra? ¿Aún les queda algo de ego? ) No, no más. (¡Caramba! Qué buena noticia.) Después del Quinto Nivel, no hay más ego. Solo hasta el Quinto Nivel. E incluso quizá tengan pero es como no tenerlo. Como un 0,00001%. Algo así, por ejemplo. (¡Vaya!) Pero en la Nueva Tierra no, no. Nadie con ego puede ir allá. (¡Vaya!) Porque no pasarán por el Portal. Estallarán en la nada. Tienen que dejar todo atrás, todo, especialmente el ego. Se transformarán en un nuevo bebé recién nacido en el universo. (Gracias, Maestra.) Buena pregunta. Nunca pensé en ello. Nunca habría pensado si tienen o no tienen ego allá arriba. Es bueno que lo preguntaran.

Ver más
Lista de reproducción
Compartir
Compartir con
Insertar
Empezar en
Descargar
Móvil
Móvil
iPhone
Android
Ver en navegador móvil
GO
GO
Aplicación
Escanee el código QR o elija el sistema telefónico adecuada para descargar
iPhone
Android