A continuación

Entre Maestra y discípulos

¿Quién puede ser redimido realmente? Parte 2 de 11.

2020-08-27
Idioma:English
Información
Descargar Docx
Leer más

Incluso el gecko me dijo nuevamente. Otro gecko vino. Él dijo: “Por la paz de la Maestra, no vea noticias negativas”. (Vaya.) Dije: “Solo vi los titulares en el celular”. Y él dijo: “Aun así no es bueno, no es bueno. Deslíguese de eso”.

No tenía una cámara conmigo. Y luego quería tomar una foto de ella para mostrarles qué clase de araña había visto antes. La que vino y me rescató de la serpiente. (Sí, Maestra.) Es similar a ella, solo que más grande. Si ven el color marrón claro con un cuerpo redondeado, ese es el tipo. Ellas son muy simpáticas. Después ella me dijo lo que me dijo, y entonces le dije: “Cuida de ti y de tus hijos en tu estómago”, y todo eso. Y luego ella se fue. Y después me lamenté, porque ella se parecía a la araña que ayudó a salvar mi vida en el depósito, otro lugar, y lamento no haberle tomado una fotografía. (Sí, Maestra.) Es porque quiero mostrarles chicos este tipo de araña, porque en nuestra [Supreme Master] TV muestran otra clase de araña. Esta clase de araña, no veo que estén tejiendo telarañas o algo así. Ellas solo andan por los alrededores. (Sí, Maestra.) La marrón, y redonda, parece un cangrejo. (Sí). Así que lamento que no pude tomarle foto. Quizás no tenía una cámara conmigo. La conocí en el otro lugar. En el mismo ambiente, solo que en otra casa (Sí, Maestra.) mientras estaba haciendo algo, y luego cuando regresé a mi propio cuarto, lo lamenté. Dije: “Oh, pude haberle tomado una foto solo para mostrarla a mi equipo. La especie. No es la misma, aunque el tipo. (Sí, Maestra.) Y dije: “Oh, araña, olvidé tomarte una fotografía. ¿Puedes de alguna forma regresar a algún sitio, venir a mi casa?” Solo decía así, repetidamente unas pocas veces. (Si).

Y hela aquí, en ese mismo día solo un poco después, porque para ella, toma mucho tiempo arrastrase tan largo camino. (Sí, Maestra.) No es lejos, pero lo es para ella, pequeña y con los bebés así en su estómago, en un saquito blanco. (Sí.) Parece como una píldora, redonda y blanca. (Sí, Maestra.) Y luego ella vino. Pero no la vi. Quería rociar agua para alejar algunos insectos muertos. (Sí.) Y ella estaba muy asustada, huyó y la vi con su estómago. Dije: “¡Oh, oh, oh, oh! Lo siento”. No le pegué con el agua pero el ruido y la humedad - rocié un poquito, gotitas (Sí.) – se asustó. Dije: “Está bien, está bien, vete. Protégete a ti y a tus bebés. Lo siento, no te vi”. Así que no la pude ver desde entonces. Ella debe haberse aterrado en ese momento. No regresaría.

 

Saben, todos estos animales, incluso insectos, e incluso hasta la araña y el gecko, ellos conmueven mi corazón mucho, mucho, mucho. En verdad es así, como lo dice en la Biblia: “Pregunta a las aves y ellas te contarán. (Sí.) Habla a los peces y ellos te guiarán”. Algo así, sobre los animales, que ellos te ayudarán. (Sí, Maestra.) Ellos son realmente tus colaboradores. Incluso el gecko, tan pequeño como mi pulgar. Y la araña, ella es más grande que mi pulgar. Y luego por supuesto las ocho patas. (Sí, Maestra.) Oh, Dios mío. ¡Ella vino! (Oh, eso es tan dulce.) Arrastrándose todo el camino y no la vi. Ella estaba en un lugar muy obvio pero yo estaba tan ocupada esforzándome por deshacerme de los insectos muertos rociándolos, que no me percaté. Y así es como ella se asustó y huyó. Lo siento mucho. Continuaba pidiéndole disculpas. Continuaba diciéndole: “Lo siento mucho. Realmente, perdóname, perdóname. No quería asustarte. No quería lastimar a tus bebés. Por favor cuida bien de ti”. Y esa es la historia de la araña.

También hay muchas diferentes, incluso diminutas también vinieron y me dijeron… ¿Qué me dijo la araña esta tarde nuevamente? Oh, vaya. No tuve tiempo de escribirlo. Ahora, me olvidé. La pequeñita. Oh, sí. Porque yo estaba demasiado afectada. Recientemente muchos problemas con nuestro trabajo. (Sí.) Todos los programas con problemas. Ustedes saben, ¿cierto? (Sí.) También todos estaban en problemas Así que pensé quizás tenga que mudarme. También, muchos insectos vinieron a molestarme. Esa clase de araña colorida vino y me obstaculizó así nada más. Dije que quizás debería mudarme a otro sitio, más pacífico. Así que las arañas vinieron, un par de ellas, me dijeron: “¡Quédese! Quédese aquí. Es más seguro para Usted”. (¡Guau!) Quería mudarme. Ya había empacado algunas cosas, y luego todas ellas vinieron apuradas. E incluso las aves. Antes que me olvide. Las aves llegaron, cientos de ellas. (¡Guau! ¡Eso es sorprendente!) Cientos de miles, no lo sé. De repente de la nada, llegaron y estaban piando por todas partes afuera. En cada pequeña esquina, estaban piando en todas partes. Ellas me dijeron: “¡No se vaya! ¡No se vaya! Por favor quédese aquí”. Dije: “¿Luego qué? Y ellas me dijeron: “Si se va, lo negativo está esperando para hacerle daño en el camino”. (Oh, por Dios.) Quizás estoy aquí, más protegida. Pero si salgo al camino, podría no estar tan protegida, y podría estar pasando a través de su fortaleza. (Sí, Maestra). Entonces ellos podrían hacerme daño en el camino. Así que no me mudé nuevamente, pero tuve que reorganizar mis cosas de nuevo. Desempacar, reorganizar. Díganme que aún me veo bien. (Se ve hermosa. Se ve maravillosa, Maestra). Es porque ustedes no ven la transpiración, que he estado trabajando todo el día para reorganizar cosas, arreglando las luces para la cámara, y preparando esto y aquello, preparando la esquina para que no esté tan congestionada o no se vea tan mal, para que los editores no tengan que trabajar tan duro para cubrir el entorno. (Sí, Maestra.) No siempre tengo tiempo para preparar, así que a veces ellos trabajan muy duro. Tengo que agradecerles por eso, a los editores. (Sí.) Porque ellos tienen que cubrir el entorno. (Sí.) Creo que esta vez no tuvieron que hacerlo. Solo la cortina y la pared de madera. Creo que ellos no tuvieron que cubrir nada más. Así que estas son las cosas que quería contarles. No sé, ¿algo más? Oh, está bien.

 

Uno de mis perros, no comía. ¿Les conté eso antes? (No, Maestra.) ¿No? Bien. Porque cada par de días ellos me reportan cómo están los perros. (Sí). Recientemente, uno de los perros, el que siempre se orina en la casa para contarme algo si no lo escucho. (Sí). Y cuando ningún otro perro se atreve a hacerlo, ella siempre lo hace. Ella dijo: “La seguridad de la Maestra es más importante”. Ella está asustada pero aun así lo hace. Es decir, ella es muy protectora conmigo. A ella no le importa si la regaño por orinarse en la casa. No siempre hace eso. Solo cuando algo es importante, ella quiere advertirme. Pero no siempre tengo el tiempo de verlos, esa es la cosa. Ellos también son mis protectores, pero en retiro no se me permite verlos mucho. Antes, cuando uno de los perros murió, ¿recuerdan? (Sí). Tuve que venir y verlos y consolarlos, pero últimamente ya no puedo. (Sí, Maestra). Pero ella de nuevo no comía, y le pregunté: “¿Por qué?” Ella dijo que estaba muy preocupada por mi condición, porque perdí demasiado Mérito Espiritual. No solo Mérito, pero Juventud. Esta clase de Eterna Juventud, no es la juventud de la apariencia física. (Sí, Maestra.) Pero también podría pasar, Es solo que no se refiere a esa. (Sí, Maestra. Comprendemos.) Y luego ella me dijo que perdí tanta Juventud y Libertad y Seguridad y Mérito y Protección. Perdí tanto, llegué a cero, es por eso que ella no podía comer.

Muchas veces, ella no pudo comer, muchos días antes de eso, y antes de eso, y antes de eso. Tuve que seguir diciéndole (por dentro, telepáticamente): “Por favor cuida de ti misma, para que estés saludable y fuerte, para poder vernos nuevamente. Porque si estás enferma, entonces ¿cómo podemos vernos de nuevo? Y haces que me preocupe también”. Así que algunas veces ella come, y ella come mejor y mejor porque le dije al cuidador, “Si ella no come, me lo tienes que reportar”. Escribiéndoles a ustedes chicos. Pero si ella come, bien, entonces está bien. Si ella no come una vez, dos veces al día, entonces todo está bien. Pero si ella no come así por un par de días, entonces tenemos que hacer algo. (Sí.) Así que, escribí aquí: “Ella de nuevo no come. Comió muy poquito. Se preocupa por mi espiritualidad, muchos aspectos perdidos, pérdida de Mérito, Paz, Juventud, Libertad, Seguridad. Le dije que ella debía comer, dormir bien, para así no preocuparme por ella. La otra chica, la más pequeña, también se preocupa, dice que los humanos no merecen mi sacrificio. Mucha pérdida, llegar a un estado sin valor como éste”. Saben, el otro perro, el más pequeño, el clarividente. Todos ellos son muy buenos conmigo. “No tiene que ser que Usted pierda tanto y luego llegue a un estado sin valor como éste”. Eso es lo que ella dijo. “Les agradezco a todos por su amor y cuidado”.

Ellos me dijeron: “No mire más las noticias. No busque las noticias”. Porque eso me hará perder incluso más. Viendo cara a cara a los no-practicantes, comedores de carne, tomadores de vino en las noticias. Dije que ni siquiera leo las noticias. Solo veo los titulares. Solo leo algo de ello, si es importante. Pero ellos dijeron que no es bueno para mí. Así que les dije a ellos: “Intentaré minimizar algo de investigación con las noticias negativas y malas, porque es contacto indirecto a través de las noticias con gente negativa y normal del mundo. Es malo para mí. especialmente en retiro, porque soy sensible, energía abierta”. No escribí toda la oración, solo breve. (Sí, Maestra.)

 

La araña colorida intentó detenerme, tejiendo telaraña en cualquier sitio por el cual necesitara pasar. Así que la otra araña me respondió que: “Porque esa desea que Usted falle”. Falle en mi misión y todo eso. Y otro, otro día: también la perra negra más grande no comió. Entonces dije: “¿Por qué? ¿Por qué no comes?” Ella dijo: “Preocupada por la Maestra”. Dije: “¿Qué?” Ella dijo: “Su Libertad, Juventud, Paz, Mérito no es bueno”. No en buen estado. Solo dije “no bueno”, pero significa “no está en buen estado”. Lo escribí brevemente aquí. (Sí.) Entonces dije: “¡Lo sé! Por amor a todos los seres, lo hago voluntariamente. Así que está bien. No te preocupes”. Dije: “No te preocupes. Debes comer bien, dormir bien por mí, para que así no me preocupe por ti. ¿Vale?” “Ella comía bien aquí” siempre que me veía, pero no allá.

 

Lo siguiente, la Maestra Máxima y Última me dijo en un mensaje breve. Dije: “Bendiciones”. Ela dijo: “Sea libre, tenga Paz, Seguridad, Mérito”. Así que pregunté: “¿Libre de qué? ¿Estar libre de qué? Estoy en retiro”. Así que Ela dijo: “Libere Su vida”. Dije: “¿Qué significa?” Ela dijo: “No vea más noticias negativas”. Es decir, desligarme a mí misma del mundo. (Sí, Maestra.) Normalmente, eso es lo que significa “retiro”. Pero tuve que hacerlo debido a una situación especial. (Sí, Maestra.) Nunca estoy interesada en ver noticias o nada en todo caso. Ustedes lo saben. Fue solo esos días, porque era muy urgente. Incluso el gecko me dijo nuevamente. Otro gecko vino. Él dijo: “Por la paz de la Maestra, no vea noticias negativas”. (Vaya.) Dije: “Solo vi los titulares en el celular”. Y él dijo: “Aun así no es bueno, no es bueno. Deslíguese de eso”.

 

¿Y qué más aquí? Eso fue el 21 de julio. Sigo leyendo hacia atrás, porque originalmente, solo quería leer lo otro, y luego parece ser que hay algo más. 20 de julio: “Es una semana terrible” “Terrible más de una semana. Todos los presentadores, incluso un ave (en) el Consejo del día, lo hizo mal. Rehacer, rehacer, rehacer todo. Extenuante. Y ese [perro] de nuevo no comía bien. La última vez, igual. Demasiado preocupada por la Maestra. Pobre chica. Le dije que debía cuidar de ella misma por mí”.

Ver más
Lista de reproducción
Compartir
Compartir con
Insertar
Empezar en
Descargar
Móvil
Móvil
iPhone
Android
Ver en navegador móvil
GO
GO
Aplicación
Escanee el código QR o elija el sistema telefónico adecuada para descargar
iPhone
Android