A continuación

Entre Maestra y discípulos

El amor de Tim Qo Tu ganará. Parte 7 de 9.

2020-07-05
Idioma:English

Episodio

Información
Descargar Docx
Leer más

Entre cada nivel, existe una zona de separación, vasta y enorme e inalcanzable. Si usted está ahí sin nadie, se perderá. Nunca puede encontrar la salida. (Vaya). Así que, si quieren ir al Quinto Nivel, por ejemplo, necesitan un Maestro para que los lleve a través del Cuarto Nivel.

Por eso, si yo puedo hacerlo... Veis, ahora yo limpio mi propia casa. Lavo mi ropa a mano (Oh, Maestra) porque no quiero pedir a nuestro electricista que venga y me instale una lavadora. No me gusta pedir, número uno. Número dos, estoy en retiro; no quiero que nadie venga y perturbe mi energía. Incluso si me traen comida, casi siempre tienen que ponerla lejos de la puerta, algo así. A veces la ponen cerca, en alguna situación especial. Pero casi siempre la tienen que poner lejos. Antes, los Dioses incluso me recordaban que estuviera a nueve metros (Oh, wow) de cualquiera, de cualquiera de los trabajadores, de mi personal. Incluyéndote a ti. (Sí, Maestra) Lo siento si te ofendo. Incluso los Dioseas me lo recuerdan. (Sí, Maestra) Yo lo sabía pero de todas formas les pregunté por qué. Lo sabía pero de una forma vaga, ni siquiera entré en detalle. Las cosas así se saben. No hay necesidad de investigar por qué.

La energía diferente, campo magnético diferente, molesta. Y entonces tienes que empezar otra vez desde el principio, al menos durante unos días para apaciguar la energía a tu alrededor. (Oh) Pero a veces ellos vienen porque lo entienden mal o algo así, me sobresaltan, y entonces todo sale mal. (Oh no) Es muy difícil concentrarse otra vez y toda clase de cosas. Vino la serpiente y vienen hormigas a toneladas, no como antes que venían solo unas pocas. Los insectos corretean y pican y suceden toda clase de cosas. O esto se rompe o aquello se rompe. ( Oh, Maestra.) Entonces tengo que empezar a limpiar otra vez. Por eso prefiero lavar mi ropa a mano. Y hacer todas las cosas por mí misma, limpiar la habitación.

Pero estoy en una zona más pequeña ahora, más pequeña que el almacén de antes. Mucho más pequeña, así que es más fácil de llevar, incluso con hormigas. (Oh, Maestra) Me gustan las cosas pequeñas, casas pequeñas, porque hago las cosas yo misma. No quiero tener habitaciones grandes para tener que limpiar y barrer todo el día, cada día. Y solo una habitación con todas las cosas en ella. Como en ella, duermo en ella, tengo un sofá y un teléfono y una ducha pequeña con váter. Eso es perfecto. En Francia así es como vivía también, aunque tenga una casa. (Sí). Vivía en una cueva también, o vivía en un pequeño trastero, aún más pequeño que aquí. Oh, creo que lo visteis. (Si, Maestra) En Francia, en SMC, detrás de SMC, un almacén. Como de un metro por metro y medio, algo así. O un metro o dos por dos, uno por dos, algo así. Suficiente para mí ya. Soy pequeña. Aunque fuese más alta, no se supone que voy a acostarme y dormir, así que ¿cuál es el problema?

La razón de tener un sofá y no meditar en el suelo es por las hormigas. Al menos no corren por el sofá, no tantas. Fácil de llevar. Si me siento en el suelo, se me suben por encima, o podría lastimarlas. (Sí, Maestra) Cuando medito, no puedo barrer. Barro solo cuando no estoy meditando. (Sí, Maestra). Y a causa del sofá salvé mi vida una vez en ese trastero antes. Si no hubiese estado en el sofá, la serpiente ya me hubiese mordido. (¡Oh!) Porque estaba debajo de mi sofá, (¡Oh!) debajo de donde me siento. La razón por la que me levanté es porque quería escribir algo, quería ir a la mesa del rincón para coger un bolígrafo. Así que usé el móvil para poner la linterna para ir al interruptor y encender la luz. Y mientras oí: “No apagar la luz. Aléjate del sofá”. (Oh) Esas fueron exactamente las palabras que me dijo la araña. ¡Oh, es grande! Es como mi mano extendida. (¡Wow!) Pocas veces he visto una araña tan grande como esa.

Otros mensajeros son más pequeños. Ese es su trabajo. Pero me conmueve mucho a veces porque tienen que quedarse donde los puedas ver, para que puedan transmitir el mensaje. Pero la mayoría de los humanos están sordos ya; No pueden oír nada. La telepatía es solo un sueño ahora. Se fue hace tiempo. Ellas son mensajeros. (Sí). Entregan mensajes para ayudar a la humanidad. Pero los humanos, si las ven, simplemente las aplastan. Yo no hago eso. (No). Antes no sabía que las arañas son mensajeros. (Wow) Hasta hace poco. Incluso cuando alimenté a la araña que estaba fuera de mi pequeña habitación antes (Sí), no sabía que ellas son mensajeros. (Wow). Quiero decir, porque no tenía mucho contacto con ellas. Solo cuando les prestaba atención, entonces las escuchaba. Solo en ese momento de urgencia en el que hablaba muy alto y se necesitaba una araña tan grande para llamar mi atención. (Wow).

Y desde entonces, les escucho cuando vienen, y ahora vienen muchas veces para decirme cosas. A veces cosas buenas, a veces que preste atención. “No salgas. La serpiente está esperando para morderte”. Yo dije: “¿En serio? Y qué me pasará si me muerde?” Él dijo: “Estarás muerta”. (Oh). Si es venenosa, quizás no tenga tiempo para reaccionar. En una hora, si nadie te llevase al hospital, morirías. (Oh). Las serpientes venenosas son así. Y yo no siempre tengo el teléfono conmigo para llamar a alguien, número uno. Número dos, quizá te entumece, te paraliza. Depende de dónde te muerde. (Sí). Y entonces nunca tendrás la oportunidad de llamar a nadie. Solo morirás así, silenciosamente. De noche, vosotros no salgáis mucho, ¿de acuerdo? (Sí, Master). Nunca se sabe. Deberían tener miedo de todos vosotros, pero no quiero correr riesgos. (Sí, Maestra)

No todas las serpientes quieren morderme. Vi dos, se alejaron de mí muy rápido. Pero no siento ninguna mala intención por su parte. Siento que son encantadoras. Siento que son muy monas y como que son miembros de mi familia. (Sí, Maestra). Siento que son como mis perros. Si están por allí les acaricio, o ellos quieren que les acaricie. Ese es el sentimiento. (Sí, Maestra). Así que nunca presto atención.

He rescatado muchas serpientes antes. Nunca han querido hacerme daño. (Wow) A veces me dijeron: “No queríamos. Lo sentimos, lo sentimos. No queríamos ni siquiera asustarte a Ti”. Después de que se fueran los celosos ellas me dijeron: “Lo sentimos, lo sentimos”. Esa. Así que de todas formas, la dejé salir y dijo “Lo siento, lo siento”. Esa casi me mordió. A esta no la vi hasta que el pájaro la mató. Se ha ido, ha desaparecido. Del resto de la serpiente se encargaron otros insectos. Cada vez que paso por allí, no la veo. Antes todavía veía una parte. Ahora ya no la veo. Se ha ido. Quizás también la lluvia se llevó los restos, u otros insectos, lo compartieron.

Si no me hubiese sentado en el sofá, habría muerto porque estaba debajo de mi sofá, exactamente donde me senté. Y su cabeza estaba ya levantándose. La vi. Y entonces la vi cuando encendí la luz. Y entonces comprendí por qué la araña me dijo: “No apagar la luz”. No dijo: “No apagues la luz”. Dijo: “No apagar la luz. Dejar el sofá”. Porque yo quería volver al sofá a escribir mi diario allí. (Sí) Normalmente engancho un bolígrafo a mi diario. (Sí, Maestra) Pero ese día lo dejé en algún sitio, así que me levanté y quería ir a mi escritorio para coger el bolígrafo. Y así es como encendí la luz, y oh, por suerte lo hice. Si me hubiese sentado allí unos segundos más, la serpiente hubiera podido levantar la cabeza y acabar conmigo, (¡Oh, Dios mío!) pacíficamente. ( Gracias a Dios por la araña. ) Sí. La araña, era muy grande, y ¡oh! Sus ojos eran como dos linternas pequeñas. (¡Wow!) Dos, como si hubiera dos puntos de luz. Hay algunas personas que venden esto como una linterna, pero es en un punto solo. ( Oh, sí. Un puntero láser. )

Una vez, ese puntero láser me salvó la vida, también. Había un tipo que estaba escondido fuera de mi casa en otra ocasión en Francia. Y vi algo brillante, como una pistola o algo, una hoja de cuchillo o algo. (Oh, Dios mío!) Y reflejando la luna. Así que utilicé esto... Alguien me lo había dado, no sé por qué razón. Ah, creo que para jugar con mis perros. (Oh, sí) Porque Goody, ¿recordáis que a él le gustaba jugar con sombras y cualquier cosa que se moviese? (Sí) Así que a veces lo usaba para jugar con él.

Esa noche, era casi medianoche ya, usé esa luz para señalar la zona donde vagamente había visto algo que brillaba y relucía. Y el coche, sin encender las luces. Así que señalé con mi puntero de luz allí y ese coche inmediatamente encendió el motor y salió corriendo. (Oh, Dios mío) Si son buenas personas no hacen eso. (Sí) ¿Verdad? (Es verdad. Sí, sí.) Quizá esa persona pensó que yo tenía una pistola con láser o algo así. ¿Hay una pistola que tenga un puntero láser como ese? (Sí. Existe.) Hablando de mujer cavernícola; No sé nada de pistolas. Quizá, sí, porque inmediatamente el motor del coche se puso en marcha y salió muy rápido. No creo que sea una buena persona. ¿Pará qué estaba allí solo? (Sí) En la oscuridad y cerca de mi casa, en el jardín, en un rincón oscuro como ese. Y se fue corriendo inmediatamente. (Sí) Y se fue rápido. (Wow)

Podría escribir algunos libros. (Sí, Maestra) Y Hollywood me los compraría. Para hacer como, qué, ¿una película de suspense, se llama? (Sí, Maestra) ¿Un qué? (Como un thriller) ¡Un thriller, sí! Thriller or suspense. Sí, y yo ganaría mucho dinero. (Sí) Si tengo dinero para escribir esta cosa. O quizá vosotros las juntáis todas y lo escribís para mí y nos repartimos el dinero. (Sí, Maestra) Prometo que lo compartiré con vosotros. No me lo quedaré todo. Tenemos un plan. A nosotras las chicas nos gusta el dinero, ¿verdad? Por eso dejáis vuestros trabajos, venís aquí, trabajáis por la comida. Y por eso yo pago por mi propio trabajo, (Oh, eso es verdad) y más. Pago por mi propia televisión y no gano nada. No podemos hacer negocios, perderemos todos. Perderemos negocios seguro.

Ok. Ahora decidme: ¿qué más queréis? Porque puedo hablar. Hoy estáis felices. Muy inspiradores, por eso hablo mucho. (Gracias, Maestra, por inspirarnos) Estoy seguro de que tenéis más preguntas, ¿o no? (Oh, sí que tenemos, Maestra. Sí) Sí, seguro. Decidme.

( La Maestra creó la Nueva Tierra Espiritual de Tim Qo Tu hace más de 63 millones de años. ¿Cuándo creó la Maestra los Niveles Cuarto y Quinto? ¿Fue antes de que la Nueva Tierra fuese creada? )

El Cuarto y el Quinto Niveles, existían. Eran lo que goteaba del poder del Nivel del Décimo Consejo antes. (Oh, es verdad) ¿Recordáis que os lo dije en Hungría? (Sí, Maestra) Hace más de 63 millones de años, se creó el Nuevo Reino. Pero no los Niveles Cuarto y Quinto. Estos ya existían. Los Niveles Cuarto y Quinto, como los otros Niveles, han estado allí. Han sido creados hace mucho, mucho, mucho, antes de lo que nadie puede recordar; antes del Nuevo Reino, por supuesto. Por eso lo llamamos el Nuevo Reino. Los otros son Reinos antiguos. Pero en aquel momento cuando os lo dije en Hungría, ni siquiera recordaba a Tim Qo Tu o a mi Nuevo Reino. (Wow) En aquel momento no estaba elevada todavía. Solo sé lo que sé a cada nivel que voy. (Sí, Maestra) Así que si me hubieseis preguntado hace unos años “¿Usted conoce a Tim Qo Tu? ¿Está emparentado con Usted? Yo habría dicho: “No. No. Nunca he oído hablar de Él. ¡Un perfecto desconocido!”

( Maestra, en cuanto a la creación de la Nueva Tierra Espiritual, de acuerdo con los científicos, los dinosaurios se habrían extinguido hace alrededor de 65 millones de años y el 60% de las especies habrían desaparecido. ) Hace 65 millones de años. ( ¿Existía Usted hace 65 millones de años, Maestra? )

Otro planeta. En realidad, estaba en este planeta y en otros planetas. A veces en este planeta. A veces en otros planetas. Iba y venía, Iba y venía. Dependiendo de la situación, dependiendo de la necesidad del momento.

( Interesante. ¿Y qué llevó a La Maestra a crear la Nueva Tierra Espiritual en esa época? )

Porque yo ya conocía a algunos seres. Ya había empezado a reparar el planeta y los universos, otros planetas. (Wow) Ellos no tienen a nadie más, así que si mueren, irán al infierno o sufrirán otra vez como humanos que sufren o animales o lo que sea. Así que tengo que ayudarles. Y entonces nosotros creamos eso. (¡Wow!) Solo para mi gente. Debéis saber que muchos Maestros hicieron eso o harán eso.

Entre cada mundo establecido hay una zona intermedia. Como ya os dije que entre los Tres Mundos y el Quinto Nivel, hay una zona intermedia llamada el Cuarto Nivel. (Sí, Maestra). Eso se puede usar como una tierra libre, una tierra de nadie. Algunos Budas, algunos Bodhisattvas, crearon una tierra allí para algunos de sus discípulos, creyentes. Y entre cada nivel hay una zona intermedia, vasta y enorme e inaccesible. Si estuvieseis allí sin nadie, os perderíais. Nunca podríais encontrar la salida. (Wow) Así que si queréis ir al Quinto Nivel, por ejemplo, necesitáis a un Maestro que os lleve a través del Cuarto Nivel. Es demasiado extenso como para que alguien conozca algún sitio. Sin vuestra propia luz, esa zona estará oscura. (Wow) Sin la luz de todos los seres de allí, la zona es oscura. Es solo una zona intermedia.

Así que es como entre el Nivel Astral y el Segundo Nivel, hay también una zona intermedia. (Sí) Algunos seres buenos, algunos Maestros crearon algunos Cielos allí para su propia gente, para algunas personas buenas, que creían en esos Maestros o esos seres buenos. Eso me recuerda, hay una película, “Astral City” (Sí. “Astral City.”) Sí, es una historia verdadera. (Sí, sí) Excepto que es más bonito, más espléndido y glorioso y radiante y brillante y reluciente que eso. Y los bellos seres de allí. No personas ancianas. Cuando uno va allí, uno se vuelve joven otra vez. (Wow) Y uno se vuelve sano, no importa si está discapacitado o enfermo terminal, se vuelve joven y sano y feliz allí. Hay otra zona intermedia que algún Maestro creó para rescatar a algunas almas redimibles de este planeta. (Wow) Así que todas las zonas intermedias han sido usadas para crear diferentes clases de Cielos para diferentes personas, aparte de los Cielos que ya existen de los Maestros. De los diferentes niveles de los Maestros. Ellos crean diferentes Cielos. Si no son demasiado elevados, entonces Ellos crean un nivel más bajo. Pero también depende de la afinidad de cada uno y en qué nivel están los seres que van a rescatar. (Sí, Maestra)

Ver más
Episodio
Lista de reproducción
Compartir
Compartir con
Insertar
Empezar en
Descargar
Móvil
Móvil
iPhone
Android
Ver en navegador móvil
GO
GO
Aplicación
Escanee el código QR o elija el sistema telefónico adecuada para descargar
iPhone
Android