A continuación

Entre Maestra y discípulos

El amor de Tim Qo Tu ganará. Parte 5 de 9.

2020-07-03
Idioma:English

Episodio

Información
Descargar Docx
Leer más

Recientemente en las Predicciones Antiguas parte 93, ellos mostraron este artículo del periódico sobre la Maestra. Y es del 2004 y estaba hablando sobre la Maestra: “Buena samaritana va excursión de compras en Canadá”.

(Maestra, ¿podemos hacer unas cuantas preguntas?) Sí. Seguro, seguro. ( Muy recientemente en Predicciones antiguas parte 93, mostraron este artículo de periódico sobre la Maestra. Y es del 2004 y estaba hablando de la Maestra: “La buena samaritana continúa de compras en Canadá”. Ese es el titular, y la historia comienza diciendo: “Ella logró envolver con sus brazos alrededor de cientos de personas en la ciudad el viernes por la noche. Y esta no fue la primera vez”. Y fue muy interesante y tan conmovedor leer este artículo. También escuchamos de uno de los asistentes de la Maestra en ese momento, que no eran sólo los periódicos, sino también en la televisión, estaban transmitiendo noticias sobre la Maestra diariamente por un tiempo. Y sólo quería preguntar si la Maestra pudiera contarnos más sobre ese tiempo. ) Fue un momento interesante y conocí gente buena. Creo que la buena gente está en todas partes. Es sólo que no aparecen y no los vemos, pero están en todas partes.

 

Como conocí a un buen taxista. Me ayudó a llevar bolsas de regalos, dando vueltas por la ciudad porque él vive allí. Él es musulmán. (Oh. Vaya). Y se ve como la gente árabe, no canadiense. Creo que inmigró. (Sí, Maestra). Y luego él es quien sabe. Le pregunté al taxista, porque no conozco ningún lugar. Entonces el taxi conduce al frente y nosotros lo seguimos para ir a la zona pobre. (Sí, Maestra). Y luego me ayudó a llevar bolsas tras bolsas a diferentes casas, y lo ayudé a tocar el timbre y luego correr. Buen trabajo en equipo, ¿no? Él es muy bueno. muy bueno Lo hace con felicidad. (Vaya). Y me dijo que los musulmanes también hacen esto en Ramadán. Yo dije: “Sí. Yo sé eso”. Y me preguntó si soy musulmán. Dije: “Sí. También soy musulmana. Soy musulmana. Soy católica. Soy budista. Soy hindú. Soy sikh Soy jainista. Soy de cualquier religión buena. Creo en todas”. El solo se rio. Y luego me invito especialmente, me rogó que fuera a su casa. Y entonces su esposa me preparó té. Recuerdo que era salvia. Hojas de salvia. (Vaya). Lo secan y luego hacen té de esto. Oh, nunca probé un té tan bueno antes, y nunca supe que la salvia puede hacerse en té. (Sí). Entonces cuando volví a Europa luego, intenté comprar algo de salvia en la bolsa y luego hacer un poco de té, pero no sabe tan bien. Tal vez no sabía cómo o la cantidad tiene que ser correcta. Y tal vez la dama musulmana, ella lo preparó con todo el amor (Sí). Porque su esposo le dijo lo que hice y ella es muy respetuosa conmigo. Y me invita a unas galletas. Y me aseguro, pregunto si tienen huevo o no, y entonces no comí. Luego trajeron algo sin huevo. Olvidé lo que era. (Bien. Vaya).

 

Y luego debido a todas estas donaciones, di todo el efectivo que tenía y tomé prestado algo también de algunos de sus hermanos y hermanas en Canadá en ese tiempo. Aunque lo devolví. Creo que era cerca de 60.000 USD. (Guau). Le pedí a un contador que se los devolviera. De todos modos, debido a eso, cuando contraté un jet privado para volver a Europa, no tuve suficiente dinero para pagar. Entonces debía algo, y los pilotos, fueron tan buenos, que me dejaron. Les dije: “Les pagaré tan pronto como aterrice, porque mi gente vendrá y me irá a buscar y tendré dinero entonces para darles algo de efectivo”. Así ellos confiaron y nos dejan subir. Tuve que arrendar porque tenía perros. Y tuve que correr rápido porque algo pasó eso no sería tan favorable para mí. (Oh). Algunas personas, toman algunas drogas y algo y buscan alguna situación similar. Y aunque no sabía nada al respecto, corrí. (Sí, Maestra). Corrí. Porque me preguntaron: “¿Tiene algo que ver con eso?” Unas personas que me conocieron. Y yo dije: “¡No! Por supuesto no. Ni siquiera lo sé”. Y entonces tuve que correr antes de meterme en problemas. (Sí, Maestra). El peligro acecha en cualquier parte para mí, en cualquier momento así. Nunca sabes. (Sí, Maestra). Ese fue mi abogado que incluso me preguntó así. (Guau). Me refiero al abogado que recién conocí. Pensé que tal vez me quedo en Canadá. Me gusta Canadá Me gusta la gente, son pacíficos. Y son simplemente benévolos. No son tan guerreros. (Sí, Maestra). No son agresivos, son muy pacíficos. Y se supone que el abogado debe ayudarme, pero luego leyó algo en el periódico. Y él me dijo... porque algunos asiáticos lo hicieron, plantaron algo con la hoja verde que la gente come o fuma con esto. (Marihuana). ¡Ah! No es cocaína, lo recuerdo. Marihuana. (Sí, Maestra). Me dijeron que plantaron algo de eso en las casas (Oh). para vender. “¿Tiene algo que ver con eso?” Dije: “¡No! No, claro que no. Soy vegana y no hago esas cosas. No consumo drogas, no fumo, No hago nada que sea perjudicial para los demás”. Pero, aun así, ¡me hace esa pregunta! Corrí. Es por eso que no quiero quedarme ahí e ir a limpiar mi nombre. Tengo miedo de que no pueda limpiar mi nombre incluso si no hago nada malo. Oh, qué miedo, así que corrí. Contraté al avión más rápido posible, pequeño, entonces saltaron de una isla a otra. Toman 24 horas para llegar a Europa (Vaya). Y mis pobres perros. Etc., etcétera. De todos modos, está bien, está bien. Al menos llegamos a salvo. Muchas cosas no puedo contarles más. (Sí, Maestra).

 

Entonces, hay buena gente en todas partes. Pero también es peligroso. Luego me di cuenta que fui demasiado descuidada. Voy a todos lados y doy donaciones. No pensé que fuera tan grande, pero otras personas, piensan que es muy grande porque no lo tenían antes- Como había visto el Ejército de Salvación que les di 8.000 USD pero no pensé que fuera grande. Pero para ellos es grande, aparte de toda la ropa y cosas, regalos, chocolate y todo eso. Entonces fue una especie de rumor del pueblo, y la policía incluso me revisó, si tenía o no bienes robados. (Oh). Más tarde se enteraron que lo compré en el mercado. No es el mercado que es mencionado en este periódico, porque pienso que uno o dos periódicos más también escribieron sobre eso. No lo sabía. Sólo este periódico, me atrapó con las manos en la masa. Les diré por qué más tarde. (Bien). Pensé recuerdo que ya les dije pero ¿por qué preguntan de nuevo? Tal vez algunos detalles no. Entonces, si ya lo hice, finjan que no escucharon y ríanse así me siento animada a contarles más. ( ¡Queremos saber más, Maestra! ) Tantas cosas, así que no sé si puedo decirlas en orden.

 

La policía incluso me revisó. Y luego se enteraron que la tarjeta de crédito es verdadera y está a mi nombre. De otra manera, nadie sabía mi nombre. Pero luego se quedaron callados porque sabían que yo no quería hacerlo público. Porque cuando fui a la estación de bomberos, me preguntaron mi nombre y todo eso para decir gracias. Les dije: “No, no, no lo necesito. Dios da, yo no doy. (Sí). Así que por favor, sólo soy un cartero”. Les dije: “¿Cuándo el cartero tiene alguna vez su nombre impreso junto con el donante? Solo soy un cartero cartera, entregando”. Todos sonrieron y se soltaron. Pero luego dudaron, fueron a revisarme. La policía. Porque de alguna manera, es grande. Entonces soy demasiado descuidada a veces así. Sucedió otras veces también, pero siempre lo olvido. Cuando veo algo que tengo que hacer, me olvido de todo lo demás. Me olvido de mí misma y llevé al límite mi tarjeta, así que ni siquiera tuve suficiente para pagar el avión. Y tomé prestado, pero tampoco tenían. Tuve que correr rápido. No podría pedir a todos o los discípulos que me presten dinero. No tuve tiempo. (Sí). Reservé el avión y llegó casi de inmediato. Tuve que empacar mis cosas, las cosas de mis perros. Creo que dos o tres hermanos me acompañaron, y su crédito era pésimo, 2.000, o 500. No importa, al menos tienen nuestros nombres y el pasaporte, entonces confiaron en mí. Les dije: “Tengo dinero, señor”. Tal vez sabían que yo soy la señora que donó. (Sí). Porque la rubia dama de aspecto chino, ellos no la ven (frecuentemente) Pelo largo, rubio.

 

Aunque el periódico me rogó por una foto, Les dije: “Está bien, está bien. Entonces sólo tomas la espalda. Eso es algo de crédito para ti, para tu periódico”. Entonces, tomaron mi foto de la espalda, solamente. Realmente respetaron mi deseo. Pero incluso entonces, a la mañana siguiente fui a otra tienda a comprar otra ropa, porque el Ejército de Salvación me dijo que unos hombres son demasiado grandes, demasiado altos. Los hombres sin hogar son realmente altos. Nada les queda. Así que tuve que ir a una tienda especial, él me dijo dónde. Fui allí, compré algunos pantalones largos especiales, largas y grandes chaquetas para ellos. Y una o dos personas, dijeron: “Oh, Usted es la dama que donó en el periódico y la televisión!” Le dije: “¿Cómo lo sabes?” Ellos dijeron, “Vimos Su foto”. Le dije: “Foto solo de la espalda”. “Sí, pero podemos reconocerla”. Supongo que porque también compré la ropa especial. Soy una dama asiática, ¿por qué debería comprar esto grande extra XXXX? ¿Para quién? Sólo para canadienses. De todos modos, entonces dijeron: “Gracias. Es muy amable, muy buena”. Yo dije: “Sí. Dios es muy bueno conmigo. Estoy tratando de ayudar a Dios a compartir Su amor en la Tierra”.

 

Y luego corrí rápido antes de que llamaran a los periódicos de nuevo. Por eso me atraparon. Eso fue creo que la tercera vez o la cuarta vez. Entonces fui atrapada. La otra vez, no tuvieron oportunidad para contar lo suficientemente rápido. Corrí rápido. Ese día seguía comprando cosas, juguetes y cosas para niños. Eso fue tomando más tiempo porque tuve que ordenar algo especial para un niño quien realmente amaba tener un juguete especial. (¡Oh!) Y me dijeron, así que tuvimos que pedir eso, y lleva un tiempo. Alguna persona especial tuvo que venir y pedirme que llenara un formulario, así que le pedí al hermano que completara el formulario. No quiero completar mi formulario. No quiero, así que está bien. Pero aun así pagué. En ese tiempo, todavía tenía algo de efectivo y pagué algo con tarjeta de crédito. Mi tarjeta de crédito, no puedes sacar mucho efectivo en un día. Entonces tuve que pagar con la tarjeta de crédito, yo no quería. (Oh). Pero mi tarjeta de crédito no me da dinero suficiente para pagar lo que quería comprar todos los días. Tenía algo, pero no lo suficiente.

 

Entonces cuando subí al avión, ni siquiera podía dejar que algún discípulo en Canadá lo supiera. Corrí (Sí). No quería hacer ruido y tuve que correr lo más rápido posible para el avión más pequeño, y estaba turbulento, turbulento, y mi estómago se fue a mi corazón, (Oh). y mi perra cayó desde nivel superior al piso. Por suerte, ella no se lastimó. (Oh). La pusimos en la jaula, aun así, y conmigo juntas. Gracias a Dios. (Sí). Porque el avión no tenía espacio en la parte de atrás, entonces todos se sentaron junto a mí, pero en la jaula. Pero no teníamos suficiente espacio, así que las amontonamos una encima de la otra. Y como se sacudía tanto, mal tiempo, invierno. ¿Qué era entonces, abril? (Este artículo fue en enero). Ah, no es de extrañar, por supuesto. (Mucho invierno, sí.) Todavía era invierno, y hacía mucho frío, y así el clima estaba mucho zarandeo. Por suerte nos llevaron. Pensé que nunca cogería un avión en este tipo de clima. Pero tal vez estaban desesperados o algo así. Sólo nos llevaron, aunque acreditamos algo de dinero que no teníamos. Sólo soy entusiasta gasté todo mi dinero, no pensé que lo necesitaría. Gasté hasta que no pude. llegué al límite de mi tarjeta y todo el efectivo se fue.

 

(Maestra, el artículo dice que Usted vació estante tras estante en la tienda y llenó camiones de juguetes para el departamento de bomberos. ) Sí. Eso fue otro día. Los juguetes para el departamento de bomberos fue otro día, anterior. Y ese día, el periódico no me atrapó. Ese día todavía estaba comprando y tomándome algún tiempo en la tienda por la orden especial. Y entonces uno de los hombres fuera de la tienda o adentro de la tienda me vio. No se de dónde llegó él. Cuando la periodista vino, yo lo vi. No sabía que era periodista. La vi sacando 20 dólares y dárselos a él. Y entonces ella vino hacia mi inmediatamente y me preguntó esto y lo otro y dijo que es periodista para X periódico y quería entrevistarme. Le dije: No hay mucho que decir. Usted ya sabe lo que estoy haciendo, ¿cierto?” Ella dijo: “Sí, está comprando cosas para la gente, ¿verdad?” Le dije: “Sí. Entonces, ya no necesita entrevistarme, ¿correcto? Adiós, tengo trabajo que hacer”. Ella dijo: “No, por favor, por favor. Permítame seguirla por un rato” y todo eso. Le dije: “Por favor, pero sin fotos y sin nombre”. Y ella siguió rogando. hasta que le dije un nombre. Y ella vio mi teléfono y dijo; “Usted tiene tanto dinero para dar y usa un teléfono anticuado”. No es un iPhone. Era muy pequeño antes, un teléfono pasado de moda, y con cinta adhesiva en él. Entonces le dije: “Oh, mi perro se lo comió”. Yo le dije: “Tengo suerte de cogerlo a tiempo. Si no, se hubiera desaparecido”. Pero lo mojó con babas y tomó algún tiempo secar la batería para poder usarlo otra vez. La betería o el SIM, no recuerdo. Y entonces le puse cinta. Dije: ¡todavía está funcionando!” ¡No hay problema! Y me miró y movió su cabeza un poco. Tal vez pensó, “Esta dama, no sé de que planeta vino Ella. debe estar cucú”. (Oh, no). Y luego, ese día me atrapó porque alguien informó. Porque me demoré mucho tiempo en esa tienda. Muchas cosas que comprar. (Sí). Comprando juguetes y luego más juguetes, y el camión de juguetes ya se fue, y después compré más juguetes y después más ropa. Es por eso que estaba siguiéndome. Teníamos pocos carros. (Sí). Entonces ese día no teníamos un camión. No pudimos alquilar ningún camión y no pensamos que compraríamos tanto. Trajimos una camioneta todo terreno y la llenamos al frente y atrás y muy apretado entre los regalos, entre las bolsas también. En el asiento de atrás, también apretujado con las bolsas. Como bolsas de aire. Sí, es seguro. En caso de que el carro tuviera algún problema, yo nunca tendría ningún problema. Todas las bolsas me rodeaban.

Ver más
Episodio
Lista de reproducción
Compartir
Compartir con
Insertar
Empezar en
Descargar
Móvil
Móvil
iPhone
Android
Ver en navegador móvil
GO
GO
Aplicación
Escanee el código QR o elija el sistema telefónico adecuada para descargar
iPhone
Android